Prácticas Correctas de Higiene - Ambialia: empresa de consultoría medio ambiente, seguridad alimentaria y calidad.

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal

Prácticas Correctas de Higiene

Seguridad Alimentaria > Consultoría Seguridad Alimentaria
PRÁCTICAS CORRECTAS DE HIGIENE

Ambialia como empresa de consultoría de seguridad Alimentaria elabora guías de prácticas correctas de higiene para empresas relacionadas con la alimentación.
Una guía de prácticas correctas de higiene es un manual que establece las normas de higiene que ha de respetar un negocio del sector de la alimentación. Servirá como procedimiento documentado al alcance de todos los trabajadores de la empresa, para que respeten y cumplan las normas de higiene contenidas en la guía de prácticas correctas de higiene.

Estas guías generalmente son un requisito solicitado por las autoridades sanitarias para el ejercicio de la actividad en negocios relacionados con la alimentación (industrias, hostelería, distribución, etc)

Una buena guía de buenas prácticas de higiene supone no sólo un recordatorio de los cursos de manipuladores de alimentos, sino que son específicamente elaboradas para la actividad, por lo que contemplan riesgos más específicos.


EJEMPLO DE PUNTOS QUE CONTENDRÁ UNA GUÍA DE PRÁCTICAS CORRECTAS DE HIGIENE

Las recomendaciones genéricas que deberá contener una guía de prácticas correctas de higiene son:

  • Análisis anuales del contenido en cloro y/o condiciones químicas, biológicas, físicas y organolépticas del agua.

  • La limpieza no deberá ser sólo con agentes detergentes, sino también con agentes desinfectantes. Además los fabricantes de productos de limpieza deberán estar inscritos en el registro sanitario. La limpieza deberá ser controlada por medio de registros.

  • Las instalaciones deben estar en perfecto estado de mantenimiento, puesto que pueden dar lugar a una acumulación de suciedad o a no cumplir su función tecnológica (mantenimiento de temperaturas, congelación, etc)

  • El control de plagas no se debe delegar sólo en la empresa de desinfección y desinsectación, sino que debe de ser controlada también por el personal al revisar desagües, marcos de puertas, juntas o evitar la acumulación de la suciedad.

  • Los residuos deben ser retirados de las instalaciones de forma diaria. Se acumularán en contenedores con bolsas de plástico, serán herméticos y tendrán un accionamiento por pedal.

  • Es importante la existencia de puntos de agua caliente y fría para el lavado de manos del personal que manipule. El accionamiento será por medio de pedal y contará con abundante jabón y papel desechable.

  • En las cámaras frigoríficas y de congelación los alimentos deben estar perfectamente etiquetados con la fecha de elaboración y nombre. No se almacenarán productos sin estar cubiertos, ni entrarán en contacto con paredes o suelo.

  • Todas las materias primas recibidas serán inspeccionadas, tanto para comprobar las condiciones de transporte, temperaturas, fechas de caducidad, integridad del envase, etc.

  • Se controlará en todo momento la temperatura de las cámaras. En caso de caídas prolongadas en las temperaturas de las cámaras de congelación, se descongelarán los productos para su consumo inmediato.

  • Se vigilará el estado del aceite de las freidoras, evitando su degradación gracias a unas adecuadas renovaciones. El aceite usado será entregado a un gestor autorizado.

  • Está prohibido volver a congelar un alimento por segunda vez, así como la descongelación a temperatura ambiente.

 
 
APPCC
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal